El Mundo - 17.10.2019

(Axel Boer) #1

EL MUNDO. JUEVES 17 DE OCTUBRE DE 2019
6


ESPAÑA
i


Y los coches


ardieron en


Roger de Flor


La tercera jornada de violencia deja múltiples


daños materiales obra de grupos organizados


ANA MARÍA ORTIZ BARCELONA
La violencia en Cataluña no cesa. El
movimiento independentista comen-
zó llenando ayer por la tarde el cen-
tro de Barcelona de papel higiénico
en lo que parecía una protesta pací-
fica y acabó prendiendo fuego a las
calles, como ya hizo el día anterior
y protagonizando graves altercados.
Decenas de contenedores ardieron
en el centro de la Ciudad Condal.
Convocados por los CDR, la pro-
testa comenzó un par de horas des-
pués de que el consejero de Inte-
rior, Miquel Buch, se desmarcara
de los altercados de la de la noche
previa, a los que calificó de «inci-
dentes indeseados» protagoniza-
dos por «grupos violentos agitado-
res y provocadores». «Ante nuevos
brotes de violencia, la policía ac-
tuará», aseguró respaldando la ac-
tuación durante los disturbios de
los Mossos d’Esquadra.
Los manifestantes, sin embargo,
no siguieron la con-
signa de rebajar el
tono que se les lan-
zó desde el Govern.
A las 21.30 horas,
cientos de jóvenes
se arremolinaban en
torno a las barrica-
das en llamas de la
calle Roger de Flor,
donde a esa hora no
había acudido la Po-
licía, pese a los ru-
mores de la existen-
cia de 10 coches
quemados. TV3 só-
lo confirmó cinco.
Lo cierto es que los
vehículos ardieron
cerca de una gaso-
linera. Y que las lla-
mas alcanzaron los
ocho y nueve me-
tros. Varios turistas
quedaron atrapados
entre las barricadas
improvisadas. Da-
ba igual que las au-
toridades las neu-
tralizaran, rápido re-
construían dos o
tres a pocos metros.
«Estando yo aquí, espero que no
me prendan fuego», decía bastan-
te preocupado. «De pacífico nada,
¿usted ve esto pacífico?», comenta-
ba antes de dar un respingo asus-
tado por la estampida de jóvenes
que huían ante el rumor de que lle-
gaba de la Policía. «Aquí hay una
barricada, ahí otra, ahí otra...», de-
cía una chica que iba con su pare-
ja, señalando a los cuatro puntos

cardinales y tratando de buscar un
punto de fuga que no existía.
Tras el paso atrás dado por el de-
nominado Tsunami Democratic, que
tomó las riendas de la movilización
dirigiendo las protestas a paralizar
el aeropuerto de El Prat tras cono-
cerse las condenas, los CDR han co-
gido el relevo.
Son los llamados Comités de De-
fensa de la República, que surgie-
ron días antes del 1-O para ayudar
en la celebración del referéndum
y que se han ido radicalizando con
el tiempo, quienes reclutaron ayer
a los manifestantes y eligieron los
puntos donde concentrarlos. En
Barcelona citaron a las 19.00 ho-
ras en el cruce de Gran Vía con la
calle La Marina –donde se encuen-
tra la antigua plaza de toros de La
Monumental– e invitaron a los asis-
tentes a llevar papel higiénico.
«Tenemos mucha mierda que
limpiar», se leía en el cartel anun-
ciador, en el que
había impresa la
imagen de un
mosso antidistur-
bio blandiendo la
porra ante una se-
ñora tirada en el
suelo junto a un pa-
raguas roto. «¡Qué
se vayan!», aña-
dían, destacado en
letras mayúsculas.
Porque a diferen-
cia del 1-O, donde
los Mossos d’Es-
quadra fueron
aplaudidos por su
pasividad y permi-
sividad, los CDR le
han declarado tam-
bién la guerra a la
policía autonómi-
ca catalana.
«No caigamos en
la trampa de aque-
llos que nos quie-
ren desmovilizar
con los falsos argu-
mentos de la violen-
cia. La única violen-
cia que hemos su-
frido en las últimas
horas ha sido la de los Mossos d’Es-
cuadra y la Policía Nacional, uni-
dos para aplicar ferozmente la vio-
lencia institucional», decía CDR
Cataluña en un comunicado emi-
tido ayer a primera hora de la ma-
ñana en el que negaba que los ma-
nifestantes independentistas hu-
bieran utilizado la violencia y en el
que se pedía la dimisión del con-
sejero de Interior Miquel Buch.

Un participante en la manifestación de los CDR, en la calle Roger de Flor, en Barcelona. EUROPA PRESS


Un manifestante prende fuego a una barricada como forma de protesta por la sentencia del ‘proces’. ALBERTO DI LOLLI


«Hemos comenzado un camino de
no retorno. La vergonzosa sentencia
de los presos ha encendido la espita
y la violencia de familiar ha traído la
llama», comenzaba sin embargo la

nota de prensa que invitaba a aven-
turar otro día de barricadas y violen-
cia. En las dos primeras jornadas se
registraron 256 heridos, 115 de ellos
mossos y policías nacionales. Y du-

rante el asedio al aeropuerto del Prat
se produjo el fallecimiento de un ciu-
dadano francés de 62 años que iba a
coger un vuelo para regresar a su
país y que sufrió un infarto.

DATOS


125
Heridos. Son los registrados
el martes entre agentes de
Policía y manifestantes. De
ellos, 18 fueron trasladados
al hospital, ninguno grave.

320.
Euros. Éste es el coste de los
250 contenedores quemados
en los disturbios de Barcelona.
A esta cifra habría que sumarle
las limpiezas suplementarias
llevadas a cabo y el asfaltado.

157
Barricadas incendiadas.
Además de apostar por el
fuego en la noche del martes,
los independentistas también
dejaron inutilizadas cuatro
furgonetas de los Mossos.

DESAFÍO SOBERANISTA LA PROTESTA EN LA CALLE

Free download pdf