Expansión - 16.10.2019

(Jacob Rumans) #1

Editorial La Llave


2 ExpansiónMiércoles 16 octubre 2019

E


l intento del Gobierno socialista en funciones por minimi-
zar la ralentización de la economía española resulta mio-
pe. Tratar de obviar con descarados fines electorales que
el crecimiento económico en nuestro país se está desacelerando
más de lo previsto, como están alertando la mayoría de los orga-
nismos internacionales, no impedirá que las consecuencias del
menor avance de la actividad sean visibles a ojos de todos los es-
pañoles más pronto que tarde. Puede que para entonces ya haya
pasado la nueva cita con las urnas del próximo 10 de noviembre,
pero quedará meridianamente claro que, de nuevo, un Ejecuti-
vo socialista ha intentado tergiversar la realidad económica en
beneficio de sus propios intereses, como hiciera el expresidente
José Luis Rodríguez Zapatero en las elecciones de 2008, cuan-
do prometió que España alcanzaría el pleno empleo en una le-
gislatura que, sin embargo, acabó con la mayor destrucción de
puestos de trabajo de nuestra historia reciente: 3,5 millones de
empleos perdidos. Es cierto que la actitud del Gobierno de Pe-
dro Sánchez es menos triunfalista, pero un error de diagnóstico
como el perpetrado en el borra-
dor presupuestario para 2020
remitido ayer a la Comisión Eu-
ropea puede acarrear dramáti-
cas consecuencias. Sobre todo si
va acompañado de irresponsa-
bles medidas de incremento del
gasto público en 5.400 millones
el próximo ejercicio, cuya finan-
ciación se fía de una manera un tanto ilusa a la mejora de la re-
caudación pese a que todas las previsiones apuntan a una consi-
derable moderación de los ingresos públicos en 2020. Incluso si
se cumpliese la discutible actualización de las previsiones eco-
nómicas del Ejecutivo –que rebaja el crecimiento en apenas una
décima en 2019, hasta el 2,1%, y en 2020, al 1,8%, un escenario
claramente más optimista que el apuntado por la mayoría de los
analistas–, sería harto complicado lograr los recursos necesarios
para costear estas promesas sin que se produzca una fuerte des-
viación del déficit público. Un riesgo creciente sobre el que han
alertado BBVA y Funcas, que de consumarse situaría a nuestro
país en el foco de los mercados por el desequilibrio presupuesta-
rio, junto a Italia. La publicación de nuevos indicadores que rea-
firman el frenazo de la economía y el aviso ayer mismo del FMI
sobre el “frenazo gradual” de la economía española deberían ha-
ber llevado al Gobierno en funciones a extremar la prudencia, y
no caer en la tentación de buscar un rédito electoral.

L


a actuación del actual presidente de la Generalitat catala-
na, Quim Torra, tras conocer la sentencia del Tribunal Su-
premo sobre el procés no tiene un pase. Además de su in-
flamada reacción al auto del Alto Tribunal que deja en sus ma-
nos la aplicación de beneficios penitenciarios a los cabecillas de
la intentona golpista de 2017 que han sido condenados por sedi-
ción y malversación, ha llamado al independentismo a desafiar
de nuevo al Estado de Derecho. Y no sólo desde las instituciones
públicas –ha reiterado su intención de vulnerar nuevamente el
ordenamiento constitucional y estatutario sabiendo que supon-
dría un delito de sedición–, sino también en las calles. Torra es
incongruente al pedir a los elementos independentistas más ra-
dicales que bloqueen las calles, autopistas, aeropuertos y esta-
ciones ferroviarias en Cataluña, y felicitarles por ello, y, al tiem-
po, ordenar a los Mossos d’Esquadra cargar contra los manifes-
tantes. Un sinsentido que busca crear un relato falaz de violencia
policial y represión del Estado contra quienes protestan por la
decisión judicial. Así, Torra demuestra otra vez su manifiesta in-
capacidad para ostentar el cargo de representante del Estado en
Cataluña y presidente de todos los catalanes, como ya quedó de
manifiesto con su respaldo expreso a los CDR encarcelados por
la Audiencia Nacional por preparar acciones terroristas contra
edificios públicos en esta comunidad autónoma y también en el
debate de la moción de censura presentada contra él por Ciuda-
danos en la que ni siquiera se dignó a tomar la palabra. Los cata-
lanes no merecen a alguien así al frente de la Generalitat.

Incluso si se cumplen
las previsiones de
PIB de Sánchez será
difícil financiar un
mayor gasto en 2020

Colonial presume de gestión y


prepara nuevas adquisiciones


Inmobiliaria Colonial aprovechó
ayer su Día del Inversor de 2019
para enfatizar el fuerte crecimien-
to experimentado en los últimos
años, que ha disparado el valor
bruto de los activos (GAV) hasta
11.798 millones de euros y el valor
neto (NAV) hasta 5.348 millones.
En los cinco últimos años, el NAV
ha crecido un 150% y el grupo ha
generado una rentabilidad anual
acumulativa para el accionista del
20%, de la que 17 puntos son debi-
dos a la revalorización del valor
neto de los activos y 3 puntos a di-
videndos. A este crecimiento han
contribuido tanto la activa y muy
bien ejecutada estrategia de rota-
ción de activos como la favorable
coyuntura de tipos de interés, que
dispara las valoraciones teóricas
de los activos inmobiliarios. Ade-
más, la previsión de tipos negati-
vos en los próximos años definida
por el Banco Central Europeo se-
guirá siendo un buen soporte en
la valoración. A junio pasado, la
ratio de endeudamiento LTV del
grupo equivalía al 37,9% del GAV,
en el punto medio del rango del
36% al 40% definido para el me-

dio plazo, y un dato muy competi-
tivo en una comparativa sectorial.
El nivel medio de ocupación a ju-
nio era del 96%, y en 2019 el grupo
anticipa ingresos brutos por ren-
tas de 350 millones de euros y de-
sinversiones de 475 millones. En
el segmento de oficinas, Colonial
es la sexta inmobiliaria europea
por capitalización (5.830 millo-
nes, +41% en los últimos doce me-
ses), justo detrás de Merlin Pro-
perties.

Medgaz es la sociedad responsable
del gasoducto que une Argelia con
España a través del Mediterráneo.
El proyecto, nacido en el año 2000,
supuso todo un alarde técnico, por-
que conllevaba la creación del pri-
mer gasoducto a más de 2.000 me-
tros de profundidad en el mar. Con
una capacidad inicial de 8.000 millo-
nes de metros cúbicos de gas al año,
acerca gas natural directamente des-
de Beni Saf, en la costa argelina, has-
ta Almería, en Andalucía. Su capaci-
dad supone aproximadamente una
cuarta parte del consumo de gas en
España, y es la alternativa al otro
gran gasoducto, el que une Argelia
con España vía Marruecos. Este ya
está controlado por Naturgy. El au-
mento de participación de esta com-
pañía en Medgaz cierra el círculo,
durante tanto tiempo perseguido.
Desde hace casi una década, el ac-
cionariado de Medgaz, en el que lle-
garon a estar grupos como Iberdrola
y Endesa, ha estado sometido a nu-
merosos cambios y controversias
empresariales. Pero en todo ese baile
corporativo siempre ha habido un
denominador común: la enorme
preocupación del Gobierno español
(sea del signo político que sea) ante
la idea de que Medgaz cayera en ma-
nos extranjeras. Medgaz se ha con-
vertido en una infraestructura estra-
tégica para garantizar la seguridad
del suministro de gas a España. El
suministrador del gas que circula

por ese tubo es la propia Sonatrach,
el monopolio estatal argelino de los
hidrocarburos, que ahora tendrá el
51%. Un análisis simple de la reali-
dad llevaría a pensar que Sonatrach
en ningún momento podría adoptar
decisiones contrarias al buen funcio-
namiento de Medgaz, dado que tam-
bién le va el negocio en esa infraes-
tructura. Pero en energía, los análisis
son más complejos. Dejar todo el po-
der de Medgaz a Sonatrach daría a
este grupo una enorme palanca de
negociación en el suministro gasista
a España. Al establecer mecanismos
de contrapeso de ese poder, Naturgy
ha conseguido salvaguardar sus pro-
pios intereses y los del sector energé-
tico español en esa infraestructura.

El sector textil
respira aliviado

Los últimos años no han sido fáciles
para el sector textil en España. Aun-
que los gigantes de la industria han
elevado sus ventas en el mercado na-
cional debido a su posición de lide-
razgo, el conjunto del sector, lastra-
do principalmente por las firmas de
pequeño y mediano tamaño, cerró
2018 con un descenso de la factura-
ción superior al 2%. Y todo a pesar
de venir de un 2017 plano y de un
2016 en el que el mercado ya había
caído otro 2%. Ahora, no obstante, la

tendencia parece haber cambiado.
Las cifras de septiembre, facilitadas
ayer por la patronal Acotex, mues-
tran un crecimiento del 3,7% duran-
te ese mes y un acumulado en los
nueve primeros meses del año del
2,1%, lo que permite ver con opti-
mismo el final del año y la crucial
campaña de Navidad, en la que el
sector se juega gran parte de los in-
gresos y los márgenes del ejercicio.
Acotex espera cerrar el año con un
alza de las ventas del 3%, lo que su-
pondría un alivio para el sector. La
evolución deja además buenas sen-
saciones. Aunque una parte del alza
es ajeno a la industria y se debe al im-
pacto positivo del buen tiempo que
ha hecho durante momentos claves
del ejercicio, el sector empieza a
mostrar mejoras en algunos proble-
mas que parecían endémicos: las
continuas promociones o el mante-
nimiento de unas temporadas que ya
no se adecuan a las pautas de com-
pra de los clientes. Si el sector sigue
en esta línea, la mejora de 2019 pue-
de convertirse en un punto de infle-
xión y no en una anécdota.

Optimismo en
Johnson & Johnson

Johnson & Johnson (J&J), con 130
años de historia y la mayor farma-
céutica del mundo, mejoró ayer sus
estimaciones para todo el año, en el
que espera ingresos de 82.050 millo-
nes de dólares en el rango medio, au-
mentando en más de un punto la es-
timación adelantada en julio. El ter-
cer trimestre ha sido muy favorable,
con ingresos de 20.729 millones
(+1,9% pero +5,2% a perímetro com-
parable), que superan al consenso en
unos 700 millones, y beneficio atri-
buido de 4.833 millones (+23%). Por
divisiones, el 17% de los ingresos co-
rresponde al área de consumo (que
crece el 2%), el 52% a la farmacéuti-
ca (+5%) y el 31% a equipos médicos
(-3%). La semana pasada, J&J fue
condenada por un jurado de Filadel-
fia a pagar a una persona una indem-
nización de 8.000 millones de dóla-
res –equivalente al 2,3% de su capi-
talización bursátil– por los efectos
del antipsicótico Risperdal, pero la
compañía espera que el fallo final re-
duzca significativamente el importe.
Ayer, el financiero, Joseph Wolk,
quitó hierro a las 100.000 demandas
recibidas por la compañía en los últi-
mos años, enfatizando que J&J no
solo ha ganado muchas de ellas sino
que también está dispuesta a llegar a
acuerdos pactados con algunos esta-
dos demandantes en relación con la
crisis de los opiáceos. Con todo, los
fundamentales de la compañía son
muy fuertes y las perspectivas sóli-
das. J&J capitaliza 351.000 millones
de dólares y al cierre de trimestre te-
nía deuda neta de 11.300 millones. El
grupo emplea a 130.000 personas.

Cotización de Inmobiliaria Colonial, en euros.

Fuente:Bloomberg Expansión

15 ABR 2019 15 OCT 2019

11,

11,

10,

10,

9,

9,

ENBOLSA

11,

Miope relativización del


frenazo por el Gobierno


Indecente actuación de


Torra tras la sentencia


Naturgy asegura la españolidad de Medgaz

Free download pdf