Expansión - 16.10.2019

(Jacob Rumans) #1

EMPRESAS


8 ExpansiónMiércoles 16 octubre 2019

MásMóvil, el gigante virtual


PACTO MAYORISTA/ El cuarto operador ha subido un 25% en Bolsa desde su acuerdo para usar la red de
Orange porque despeja cualquier incertidumbre sobre su inversión futura, tanto de fibra como de 5G.

Ignacio del Castillo. Madrid
Desde que el pasado 1 de oc-
tubre MásMóvil hiciese pú-
blico su acuerdo de redes con
Orange, la compañía ha subi-
do un 25,5% en Bolsa –hasta
los 23,40 euros con que cerró
ayer, con una capitalización
de 3.076 millones de euros–,
tras subir un 21,45% en el mis-
mo día en que se hizo público
el pacto.
La razón de esta fuerte re-
valorización hay que buscar-
la en que los inversores han
entendido que el acuerdo con
Orange despeja para muchos
años cualquier incertidum-
bre que el cuarto operador
del mercado pudiese haber
tenido en cuanto a sus necesi-
dades de inversión para las
redes futuras de fibra y 5G.
Pero, en realidad, el pacto
va más allá. Se trata de una
alianza que traspasa el con-
cepto de acuerdo entre pro-
veedor mayorista y cliente y
que se acerca más a la filosofía
de socios que contribuyen
conjuntamente, aunque no a
partes iguales, en el desplie-
gue de la infraestructuras ne-
cesarias para el futuro.
El acuerdo parte de una
aproximación muy pragmáti-
ca por ambas partes, pero sólo
se puede entender teniendo
en cuenta el gran tamaño lo-
grado ya por MásMóvil en Es-
paña –con más de un millón
de clientes de fibra óptica y
siete millones de clientes mó-
viles–, que produce un gran
negocio mayorista, de unos
200 millones al año. Este con-
trato era ambicionado tam-

brando sus costes, el cuarto
operador puede “sacar” estas
torres del acuerdo y pagar un
precio fijo anual por ellas.
A todo esto se une un
acuerdo sobre fibra, que mez-
cla los conceptos de coinver-
sión y alquiler, para crear un
sistema híbrido. Un operador
puede pagar una cantidad fija
de entrada para comprar a su
rival la copropiedad de una
red de fibra, y dejar de pagar
así el coste mensual del alqui-
ler de cada línea.

Solución ‘híbrida’
Pero MásMóvil ha mezclado
los dos mundos. Paga 180 mi-
llones de entrada (aunque
aplazado en 4 años), la mitad
de lo que costaría comprar la
copropiedad de 5,2 millones
de líneas de fibra (todas las
que usaba en alquiler de
Orange) y desde ese momen-
to paga también la mitad del
coste mensual, que pasa así,
de unos 14 euros/línea a unos
7 euros, según fuentes del
mercado. Y como ocurre en el
leasing de un coche, al final
del periodo de 10 años, o sea
en 2030, puede elegir si paga
la otra mitad y hace suya esa
red –algo que dependerá de
si, para entonces, tiene mu-
chos clientes en esa red de 5,
millones de líneas–.
De esta forma, la compañía
ya no pagaría por el alquiler
de la red, solo por el manteni-
miento, lo que significa que el
precio puede bajar a 1,5 euros
mensuales, o si decide prolon-
gar el modelo híbrido, por
otros diez años.

Un 12% del


accionariado


de Mediaset


se desmarca


de la fusión


Expansión. Madrid
Los titulares de un total de
39.025.777 acciones de Me-
diaset España, que representa
un 11,9% del capital de la com-
pañía, han ejercitado el dere-
cho de separación ante el pro-
ceso de fusión de la empresa
con su matriz para formar la
nueva sociedad MediaForEu-
rope (MFE), según comunicó
ayer el grupo a la Comisión
Nacional del Mercado de Va-
lores (CNMV).
Los accionistas que han de-
cidido salir de la compañía
antes de la operación recibi-
rán un total de 255,4 millones
de euros, una vez multiplica-
dos los títulos por el precio de
ejercicio del derecho de sepa-
ración pactado, que alcanza
los 6,5444 euros por acción.
En el acuerdo de fusión de
Mediaset Italia y su filial espa-
ñola, la empresa limitaba a un
máximo de 180 millones de
euros el pago a los accionistas
que decidieran solicitar su su-
peración de la integración,
aprobada con amplia mayoría
en junta extraordinaria el pa-
sado 4 de septiembre.
Mediaset España anunció
el pasado viernes que había
llegado a un acuerdo con Cre-
dit Suisse para asegurar que la
cantidad total resultante del
ejercicio del derecho de sepa-
ración por parte de sus accio-
nistas y de oposición por par-
te de sus acreedores no exce-
diera los 180 millones de eu-
ros. Según explicó Mediaset,
mediante este acuerdo, las ac-
ciones que excedan esta can-
tidad “serán vendidas a un
precio que incorpora un des-
cuento sobre la cotización, ga-
rantizándose de esta forma el
buen fin de la operación en in-
terés de la sociedad, sus accio-
nistas y stakeholders”.

Tribunales
La fusión de Mediaset está, en
cualquier caso, paralizada,
tras aceptar un juzgado de
Madrid las medidas cautela-
res propuestas por Vivendi,
accionista de referencia de
Mediaset, que se opone a la
operación, y que ayer reclamó
iguales medidas en Italia.
Ayer, el consejero delegado
de Mediaset España, Paolo
Vasile, aseguró que Vivendi
compró recientemente un 1%
del accionariado de Mediaset
España “sólo para hacer un
uso instrumental de la Justi-
cia en España y poder frenar
así la operación” de fusión de
la española con la matriz ita-
liana.

Euskaltel descarta a corto plazo la venta de su


red para financiar su crecimiento en España


Ignacio del Castillo. Madrid
Euskaltel no contempla, por
ahora, la venta de la red de ca-
ble del grupo para financiar la
expansión nacional de la ope-
radora del norte en el resto de
España, según aseguran fuen-
tes de la empresa.
El pasado jueves 4 de octu-
bre, Eamonn O’Hare, el con-
sejero delegado de Zegona, el
primer accionista de Euskal-
tel, realizó unas declaraciones
en una conferencia con ana-
listas en la que ponderaba el
gran valor de la red de Euskal-
tel y señalaba que, sin duda, el
consejo y la dirección de

Euskaltel tendrían en cuenta
su valor para venderla, como
mecanismo de crear valor pa-
ra el accionista.
El hecho de que O’Hare sea
el director ejecutivo de Zego-
na, la empresa que mantiene
el control de la gestión de
Euskaltel y que propuso a su
actual consejero delegado de
Euskaltel, José Miguel Gar-
cía, que Zegona sea el primer
accionista de la operadora
vasca, con el 21% y que el pro-
pio O’Hare sea, a su vez, vocal
del consejo de Euskaltel, don-
de cuenta con otros dos pues-
tos en el consejo, han hecho

que la recomendación de
O’Hare se haya interpretado
como algo más que un conse-
jo.
Sin embargo, las fuentes de
Euskaltel consultadas por
EXPANSIÓN destacan que
las propuestas estratégicas y
operativas en la operadora
vasca son propuestas no por
O’Hare sino por el consejero

delegado de Euskaltel, José
Miguel García y que tienen
que ser aprobadas por el con-
sejo e insisten que, en estos
momentos, la posibilidad de
la venta de la red, no está so-
bre la mesa.
La venta de la red, sin em-
bargo, fue un proceso cuyo es-
tudio se inició a finales de
2018, por parte del anterior
equipo gestor, encabezado
por su consejero delegado
Francisco Arteche, con la
ayuda de Citi, uno de los ban-
cos de negocios que tradicio-
nalmente ha trabajado con la
operadora vasca. La iniciativa

se propuso a la vista de las
grandes valoraciones que se
estaban obteniendo por este
tipo de redes por parte de fon-
dos de infraestructuras, como
demostró la venta de Ufinet,
un grupo de redes troncales
de fibra, por más de 2.000 mi-
llones. En el fondo, la venta de
la red es una operación finan-
ciera, puesto que el valor que
se puede obtener depende, en
gran parte, del precio de al-
quiler que esté dispuesto a pa-
gar el operador. Cuanto más
alto sea este precio, más valor
obtendrá el operador por su
activo.

La venta de la red
es una operación
financiera, ya que
el precio se fija por el
alquiler que se pagará

parte de Orange.
Pero, además, logra un no-
vedoso acuerdo de radio vir-
tual para la red 5G en las gran-
des ciudades –4.500 empla-
zamientos, el 35% de la pobla-
ción–, que significa que por
un pago creciente, que llega al
máximo de 10 millones en
2023, se paga en función de la
cuota de uso de la red de cada
uno de los dos operadores.
Este acuerdo supone que
MásMóvil no tiene necesi-
dad, si no quiere, de desplegar
su propia red 5G, ya que ya lo
va a hacer Orange, en parte
con los recursos de MásMó-
vil.
Esta forma de compartir
parte del convencimiento de
que si una red vale 100, una
red compartida –de la forma

en que lo van a hacer Orange y
Vodafone, por ejemplo– vale
130, porque los equipos nece-
sarios para compartir las fre-
cuencias de ambos son más
caros que los normales. Así,
cada uno logra un coste de 65.
Pero es mucho más barato
aún hace una única red, que
valga 100 y compartir su uso,
desde unas bases que deben
ser aproximadamente del
25%/30% para MásMóvil y
del 70%/75% para Orange.
Además, por si fuera poco,
MásMóvil se ha reservado
otra opción, que es el acuerdo
de radio as a service (Raas),
que básicamente significa que
si algunos decenas o centena-
res de emplazamientos de
Orange vehiculan mucho trá-
fico de MásMóvil, desequili-

Meinrad Spenger, consejero delegado de MásMóvil.

Pablo Moreno

El tamaño que ha
logrado MásMóvil
ha hecho posible un
acuerdo favorable
con Orange

bién por Telefónica, con la
que MásMóvil había negocia-
do un acuerdo gemelo y que
estaba esperando un proble-
ma entre MásMóvil y Orange
para arrebatar ese negocio al
grupo galo.

Mucha flexibilidad
Así, lo que más ha sorprendi-
do al mercado es el abanico de
soluciones que ha logrado
MásMóvil en el mercado mó-
vil. Para empezar, mejora la
condiciones de su acuerdo de
roaming, por el que usa la red
de Orange allí donde no llega
la suya –que sólo tiene 5.
emplazamientos– pero mejo-
ra las condiciones. Y a partir
de 2024, cuando el creci-
miento de MásMóvil estará,
previsiblemente, más estabili-
zado, deja de pagar por mega-
bytes y minutos consumidos
como hasta ahora –una mo-
dalidad en la que si MásMóvil
se pasaba de lo contratado se
veía expuesta a costes incre-
mentales– y empieza a hacer-
lo por “capacidad”.
Esto significa que el pago tie-
ne que ver con participar, en
función del uso de cada uno
de ellos de la red, en los costes
de mantenimiento de la in-
fraestructura, aunque Más-
Móvil no paga por los costes
del espectro ya adquirido por
Free download pdf