Expansión - 20.09.2019

(Jacob Rumans) #1

10 ExpansiónViernes 20 septiembre 2019


REINO UNIDO TRANSFORMACIÓN DEL SECTOR INMOBILIARIO


Los ‘Millennials’ no compran mansiones


Judith Evans. Financial Times
Cuando un hombre de 30 años que
busca viviendas de hasta 10 millones
de libras se puso en contacto con
Tim Macpherson, un agente inmo-
bilario afincado en Londres, dio por
hecho que su cliente habría hereda-
do su fortuna. Lo cierto es que el
comprador se convirtió con veinte
años en multimillonario tras vender
su start up tecnológica. Poco des-
pués realizó otras inversiones, com-
prando apartamentos de lujo en el
centro de Londres. “Él solo había
acumulado una fortuna, aunque pa-
recía demasiado joven para ser tan
rico”, explica Macpherson.
Este tipo de encuentros son cada
vez más habituales, según los agen-
tes inmobiliarios, a medida que cae
la edad de los compradores de vi-
viendas de lujo. “Cuando comencé
hace veinte años, el típico compra-
dor tenía entre 50 y 60 años. Ahora
hay mucha demanda entre perso-
nas de 30 y 40. La gente acumula ri-
queza antes y más rápido”, explica
Macpherson.
El aumento de la generación Mi-
llennial combina la industria tecno-
lógica con otros campos, como los
medios digitales, que ofrecen la ruta
al estrellato para crear un nuevo tipo
de comprador de viviendas de lujo.
Normalmente, sus requisitos sue-
len ser distintos a los que exigían las
anteriores generaciones, por lo que
el sector intenta adaptarse a esta
nueva realidad.
Las cifras de los últimos años pa-
recen avalar esta tendencia. La in-
mobiliaria Knight Frank explica que
el porcentaje de viviendas de lujo
londinenses propiedad de personas
entre 20 y 30 años está aumentando.
En la zona más exclusiva de Lon-
dres –que incluye distritos como
Belgravia, Chelsea, Kensington y zo-
nas más alejadas como Islington y St
John’s Wood–, los compradores en-
tre 20 y 30 años representan ya el
12% en lo que va de año, un aumento
con respecto al 5% de 2015. Con res-
pecto a los clientes en la treintena,
este año son ya un 25% frente al 19%
de hace cuatro años. Las personas
mayores de 60 años sólo represen-
tan un 5% de las compras frente al
8% de 2015.
El mercado del centro de Londres
ha disminuido en los últimos cuatro
años, como resultado de un nuevo

El perfil del clásico
comprador de viviendas
de lujo ha pasado de ser un
magnate del sector naviero
al fundador de una ‘start up’
tecnológica o financiera

impuesto aplicado a las compras. En
este contexto, los jóvenes compra-
dores parecen más resistentes que
otros grupos. Según Macpherson,
esto se debe a que el grupo de jóve-
nes multimillonarios es cada vez
más amplio y comprende distintas
nacionalidades.
Liam Bailey, responsable de in-
vestigación de Knight Frank, cree
que, además de los que han hereda-
do una fortuna, los compradores
más jóvenes provienen de sectores
como los servicios fiancieros, entre-
tenimiento y el sector tecnológico,
del que han salido varios multimillo-
narios menores de 30 años.

Un sector millonario
Macpherson, que trabaja en el ex-
clusivo barrio de Mayfair, reconoce
que entre los últimos clientes está un
multimillonario que se dedica al ne-
gocio de las criptodivisas. “Hay gen-
te que acumula fortunas en sectores
que no existían cuando empecé en
esto. Ya no son constructores nava-
les ni magnates con propiedades in-
mobiliarias. Ahora es el sector digital
el que acumula más millonarios”.
Estos compradores más jóvenes
están cambiando el mercado. Los
clientes de edades comprendidas
entre 20 y 30 años tienden a comprar
viviendas recién construidas, lo que
les diferencia del resto, explican en
Knight Frank. Además, los más jóve-

nes compran más apartamentos que
casas rodeadas de naturaleza. Ro-
bert Bailey, agente inmobiliario que
ha tenido entre sus clientes a jóvenes
empresarios, asegura que “de repen-
te ganan 20, 50 o 100 millones de li-
bras y tienen suficiente dinero para
comprar viviendas exclusivas. Los
Millennials millonarios no suelen
comprar en las zonas de Londres
que tradicionalmente han sido las
más lujosas. “Prefieren distritos co-
mo Holland Park y Notting Hill”,
opina Charles McDowell, otro agen-
te inmobiliario. “Chelsea y Belgravia
se consideran más para la gente de
mediana edad”, añade.
La desaceleración no parece ha-
ber afectado a las zonas más de mo-
da como Notting Hill y Holland
Park, donde los precios han caído un

15% desde el máximo de 2014, frente
al 20% del mercado más exclusivo,
según datos de Savills. En San Fran-
cisco, donde el mercado de la vivien-
da ha experimentado cambios por
las grandes fortunas de Silicon Va-
lley, Nina Hatvany, experta en pro-
piedades de lujo de Pacific Union In-
ternational, dice que la diferencia
entre los compradores más jóvenes y
los de más edad se ha pronunciado.
Los espectaculares diseños de las
oficinas de empresas como Google o
Apple han inspirado de alguna for-
ma a los jóvenes con dinero que bus-
can vivienda. “Tengo la impresión
de que los compradores más jóvenes
están tan acostumbrados a tener
unas oficinas espaciosas con todo ti-
po de servicios y comodidades, que
lo único que quieren es una casa que
les recuerde a su entorno laboral”,
explica Macpherson.
Una clienta de 18 años que com-
pró un apartamento valorado en va-
rios millones de libras preguntó al
agente inmobiliario si podía gestio-
narle también la compra de un co-
che. Pero no todo son jóvenes hedo-
nistas que buscan un estilo de vida
glamuroso. Los hay interesados en la
sostenibilidad y en los aspectos más
saludables, algo que las anteriores
generaciones ni se planteaban.
El mercado inmobiliario se ha te-
nido que adaptar a las últimas tecno-
logías, ya que las nuevas generacio-

nes exigen información digital de las
propiedades antes de visitarlas, des-
de fotografías con drones hasta imá-
genes en tres dimensiones.
Monica Novo, agente de la inmo-
biliaria Douglas Elliman de Nueva
York, vendió hace poco un aparta-
mento de 1,7 millones de dólares a
una pareja que trabaja en una gran
empresa de medios de comunica-
ción y que pidió un estudio en el que
se demostrara el valor de su inver-
sión.
Expertos del sector indican que el
deseo de una “vivienda inteligente”
es muy habitual. Muchos compra-
dores quieren paneles solares y siste-
mas de control integrados para con-
trolar a distancia aspectos como la
calefacción, la seguridad, la ilumina-
ción y la musica. Pero hay excepcio-
nes para todo. Joe Gebbia, de 38
años, cofundadora de la plataforma
Airbnb, explica que no le encuentra
el sentido a tener “una tostadora que
se pueda comunicar con el frigorífi-
co”.
Aun así, hay jóvenes ejecutivos del
sector tecnológico a los que les sedu-
cen los drones, Novo recuerda que
las nuevas generaciones también se
interesan por los clásicas viviendas
de lujo “con techos muy altos, una
habitación destinada al arte y baños
que les recuerden al spa de un buen
hotel”. “No son tan distintos al resto
de nosotros”, concluye Novo.

Cada vez son más los
jóvenes entre 20 y 30
años que adquieren
inmuebles exclusivos

Suelen preferir
apartamentos
modernos a casas en
plena naturaleza

Los jóvenes que
han conseguido
fortunas en sus
negocios tecno-
lógicos no optan
por las zonas
más lujosas de
Londres, según
explican exper-
tos inmobiliarios,
sino por barrios
de gama media-
alta como
Holland Park
(donde se ubica
el edificio
de la imagen),
muy cerca
de Notting Hill.
Free download pdf