El Mundo - 10.09.2019

(Jacob Rumans) #1

EL MUNDO. MARTES 10 DE SEPTIEMBRE DE 2019
16


OTRAS VOCES
i


LA DIADA es una celebración que explica
muy bien la deriva nacional. Antes de que
el procés despertara las conciencias, los no
nacionalistas se sometían obedientes al rito
y aún hay quien lamenta que aquella
dejara de ser «la fiesta de todos los
catalanes».
Al llegar a este punto le he escrito un
mensaje a Arcadi Espada: «Oye, ¿tú alguna
vez has creído que la Diada era la fiesta de
todos los catalanes?». Contesta pronto: «Lo
creo firmemente. Unos celebramos la
victoria y otros la derrota».
Sospecho que la oficialidad constitucional
afrontaba la jornada con un espíritu menos
aguerrido. Aquellos paseos infamantes al
monumento de Rafael Casanova eran una
forma de penitencia de los españolistas.
Querían contarse entre los derrotados y esa
fue su derrota. Muchos de ellos aprendieron
demasiado tarde que la absolución
sacramental del nacionalismo no llegaría
nunca y otros están por aprenderlo. Para
entender en qué consistía la paz del
consenso en Cataluña es preciso regresar a
aquellas ofrendas lubricadas por los
escupitajos de los maulets. Había un pacto
tácito de agresión.
Todo nacionalismo necesita un lugar
mítico al que regresar, que es como decir
que necesita una pérdida que celebrar, de
ahí que la Diada ofrezca la catarsis perfecta.
Jamás hubo engaño al respecto. La
sinceridad es otro de los rasgos que

convierten al 11 de septiembre en una
reproducción a escala de la construcción
nacionalista. En la nota del BOE que
informaba en 1980 de su declaración como
Fiesta Nacional está todo: «El
recobramiento nacional de los pueblos
pasa, sin duda, por la recuperación de sus
instituciones de autogobierno (...). El
pueblo catalán en los tiempos de lucha fue
señalando una jornada (...) que, si por una
parte significaba el doloroso recuerdo de la
pérdida de las libertades, el 11 de
septiembre, de 1714, y una actitud de
reivindicación y resistencia activa frente a la
opresión, suponía también la esperanza de
una total recuperación nacional».
Hoy el PSC insiste en que la Diada ha sido
secuestrada. Incluso el PP dice que ha
degenerado. No se han debido de leer nunca
la invitación. El procés ha concedido al
nacionalismo una nueva derrota que
celebrar. Lo interesante de esta edición, tan
depurada, ya no son las ansias de integración
en la derrota de los tradicionales vencedores
sino cómo serán recibidos quienes hoy piden
clemencia para los derrotados. Es evidente
que, por muy nacionalistas que sean, su
clamor atenta contra el espíritu festivo de la
jornada y es probable, podría apostarlo, que
haya quien se lo haga saber a los aguafiestas.

Dulces derrotas


VLADIMIR PUTIN

8 El partido oficialista
Rusia Unida ha visto có-
mo se le han escapado
12 concejales en Moscú
en las últimas elecciones
municipales.
Pese a los ve-
tos legales, las
a u t o r i d a d e s
electorales se
negaron a inscribir a 57
candidatos de la oposi-
ción, la pérdida de in-
fluencia en la capital de
Putin es manifiesta.

Pierde influencia
tras los comicios
municipales

QUIM TORRA

8 Bien haría el presi-
dente de la Generalitat
en intentar gobernar
conforme a la legalidad
en vez de lanzar conti-
nuos fuegos de
artificio. El últi-
mo, pedir la re-
cusación de Je-
sús María Ba-
rrientos, presidente del
Tribunal Superior de
Justicia de Cataluña,
que lo juzgará por pre-
sunta desobediencia.

Fútil intento de
desviar, otra vez,
la atención

VOX
POPULI

FEDERICA MOGHERINI

7 Con la ley Helms-
Burton amenazando
con afectar a las inver-
siones europeas en Cu-
ba, la alta representante
para la política exterior
de la UE apostó ayer en
La Habana por el forta-
lecimiento de las rela-
ciones políticas y comer-
ciales entre la isla, Amé-
rica Latina y Europa. La
UE está «comprometida
con el desarrollo de Cu-
ba», sentenció.

En defensa
de los intereses
europeos en Cuba

JUAN BUEREN

7 Un grupo de científi-
cos dirigido por el inves-
tigador del Centro de In-
vestigaciones Energéti-
cas, Medioambientales
y Tecnológicas ha corre-
gido con terapia génica
la anemia de Fanconi.
Un logro que abre las
expectativas de los trata-
mientos de esta enfer-
medad rara que predis-
pone a los pacientes al
cáncer, en especial a la
leucemia.

Combate con
éxito la anemia
de Fanconi

JENS ÖRMO

7 El investigador del
Centro de Astrobiología
del CSIC es coautor del
estudio que ha recons-
truido cómo fueron las
horas siguientes al im-
pacto del gran asteroide
que cayó hace unos 65
millones de años y aca-
bó con los dinosaurios y
el 75% de la vida del pla-
neta. Para ello, se han
analizado rocas del crá-
ter de Chicxulub, en el
Golfo de México.

Reconstruye la
‘extinción’ de
los dinosaurios

LOS PARAGUAS
de Tokio explican
la socialdemo-
cracia: si no me
equivoco (hablo
de memoria, de
un lejano viaje),
los lugares públicos de la ciudad
ofrecen paraguas transparentes y
baratos que los ciudadanos se llevan
si echa a llover (a la izquierda, una
tokiota pelea con el tifón Faxai).
Cuando escampa, los paraguas
regresan a la comunidad. Así, en
nombre del bien común, alguien (¿el
Ayuntamiento?) prové a todos los
ciudadanos un servicio igualitario y
cómodo pero no sé si eficiente: nadie
cuida bien de los paraguas, ni sabe lo
que cuestan, ni cómo se pagan. ¿Qué
pensar? Yo entiendo a los críticos,
pero que ellos, por favor, también nos
entiendan a las personas laxas y
dulces que olvidamos los paraguas
en todas partes. / LUIS ALEMANY

EL APUNTE
GRÁFICO

¿Por qué
ser social-
demócrata?

ISSEI KATO / REUTERS

El PSC insiste en que la
Diada ha sido secuestrada.
Incluso el PP dice que ha
degenerado. No se han
debido de leer la invitación

PENSÉ que este
momento nunca
llegaría, pero ha
llegado. ¿Recuerdan el
anuncio de BMW con
Bruce Lee? El de «Be
water, my friend».
Parecía insuperable,
pero no, los belgas han
hecho lo imposible y
han encontrado la
forma de mejorarlo con
una campaña
antológica: «Trata a tus
amigos como si fuera
una tarta».
Literalmente. La
campaña se titula
‘Safety Cake’ y la han
lanzado la asociación
de Jóvenes conductores
responsables de
Flandes (en serio, esto

existe) y Renault, con
una web y un
magnífico vídeo en
tres idiomas.
La premisa es la
siguiente. Según una
encuesta de iVOX
market, el 87% de los
belgas asegura o
reconoce que conduce
con muchísima más
prudencia cuando
lleva... un postre en el
asiento del copiloto.
Por tanto, los jóvenes
conductores
responsables te
explican que ni ser
agua ni leches, lo que
tienes que hacer es
pensar en tus amigos y
familiares como si
fueran una de esas

pequeñas fantasías de
Pierre Marcolini o una
de las creaciones
legendarias de Nicolas
Arnaud. Y de hecho
han creado para ayudar
a la visualización una
tarta ‘ad hoc’ que se
desmonta con excesos
de velocidad, giros muy
pronunciados a la
derecha o cogiendo los
badenes sin decelerar.
En 2018 hubo en
Bélgica 28.
accidentes de
circulación con un total
de 49.354 víctimas. De
Ellas, 45.114 heridos
leves, 3.636 heridos
graves y 604 fallecidos
en el momento o en los
30 días posteriores (en

España, con cuatro
veces la población de
Bélgica hubo ‘sólo’ el
doble de fallecidos,
1.180 en 2018). Tienen
un problema, con la
forma de sacarse el
carnet, el estado de las
carreteras y,
aparentemente, con la
forma de conducir. Lo
de la tarta parece una
chorrada, por lo que
probablemente lo sea,
pero este fin de semana
llevé postres en el
asiento del copiloto,
dos veces, y en ambas
es cierto que tuve
muchísimo más
cuidado y giraba que ni
en el examen de
Móstoles. A saber.

PATIO GLOBAL


POR PABLO
R. SUANZES

BRUSELAS


‘Be tarta,


my friend’


CORRER LA MILLA


RAFA
LATORRE
Free download pdf