El Mundo - 10.09.2019

(Jacob Rumans) #1

EL MUNDO. MARTES 10 DE SEPTIEMBRE DE 2019
6


ESPAÑA
i


La Fiscalía duda


del trato del


Govern a presos


del ‘procés’


Cuestiona que Servicios Penitenciarios vaya


a actuar con «tranquilidad e independencia»


MANUEL MARRACO MADRID
La Fiscalía duda de que los servi-
cios penitenciarios de Cataluña va-
yan a actuar con la debida «tran-
quilidad e imparcialidad» cuando
les corresponda pronunciarse so-
bre la situación de quienes resulten
condenados. Los temores de la Fis-
calía constan en la Memoria de
2018 presentada este lunes en el
acto de apertura del Año Judicial
por parte de la fiscal general del
Estado, María José Segarra.
«Significar que las autoridades
de la Generalitat de Catalunya, in-
cluido el actual Director General de
Instituciones Penitenciarias, han
mostrado públicamente su rechazo
a la prisión provisional acordada

respecto de los procesados por de-
litos muy graves que tuvieron lugar
durante el denominado procés, a
los que consideran presos políti-
cos». «Tales manifestaciones», pro-
sigue, «pueden poner en cuestión
las condiciones de tranquilidad e
imparcialidad que necesariamente
han de concurrir en las autoridades
y funcionarios de la Administración
Penitenciaria de Catalunya cuando
hayan de evaluar a los presos si son
finalmente condenados».
Una vez que el Supremo dicte la
sentencia del procés, prevista para
la primera quincena de octubre,

los presos pasarán de la categoría
de preventivos a la de penados.
Eso supondrá que dejarán de estar
bajo control directo del Tribunal
Supremo y pasarán a depender de
Servicios Penitenciarios de la Ge-
neralitat. Puesto que Cataluña es
la única autonomía con competen-
cias penitenciarias, este departa-
mento será el que resuelva sobre
la concesión de permisos, tercer
grado y medidas similares.
En su intervención en el acto pre-
sidido por el Rey, la fiscal general
hizo varias referencias al procés e
incluyó lo que parecía una respues-
ta al president de la Generalitat,
Quim Torra: «Todos tenemos la im-
periosa obligación de acatar la sen-
tencia que se dicte,
sea cual sea el senti-
do de la misma». La
semana pasada, el
president hizo un
llamamiento a la
«desobediencia ci-
vil» si la sentencia
del 1-O no era abso-
lutoria. Frente a la
postura de Torra,
Segarra propuso a
Descartes: «La pri-
mera máxima de to-
do ciudadano debe
ser la de obedecer
las leyes de su país».
Dentro del aparta-
do dedicado al «de-
safío secesionista»,
añadió que «la cele-
bración del juicio ba-
jo los más amplios
estándares de trans-
parencia, accesibili-
dad y garantías de
las partes sólo puede
ser interpretada co-
mo la más viva afir-
mación del Estado de Derecho».
Por su parte, el presidente del
Supremo y del Poder Judicial, Car-
los Lesmes, felicitó al tribunal del
procés por su «profesionalidad» y
se sumó a la petición de «respeto»
a la sentencia. «Las normas y los
principios no pasarían de ser me-
ros enunciados retóricos sin un
instrumento de garantía que les
proporcione efectividad, de mane-
ra que el respeto al Derecho com-
porta, ineludiblemente, el respeto
a la decisión judicial», afirmó Les-
mes antes de que el Rey Felipe VI
diera por iniciado el año judicial.

Cámaras contra los abusos


La Fiscalía propone «normalizar» su utilización en aulas y despachos


M. M. MADRID
La Fiscalía General del Estado ha
detectado un «claro» incremento
de los casos de delitos sexuales
en los últimos años. La Memoria
del Ministerio Público del año
2018, presentada este lunes en el
acto de apertura del año judicial,
recoge una subida del 23,2% de
los procedimientos iniciados por
estos delitos, hasta alcanzar el
año pasado los 18.986.
«Es un dato de la mayor rele-
vancia», afirma la Fiscalía, que
advierte de que «se consolida una
línea clara y acusadamente ascen-
dente en los últimos años». La su-
bida se produce después de que
en la Memoria del año pasado se
reflejara un crecimiento aún ma-
yor. Se trata de una «preocupante
línea ascendente», advierte la Me-
moria presentada por la fiscal ge-
neral, María José Segarra.
El Ministerio Público explica
que un «relevante» número de
estos delitos tiene como vícti-
mas a menores, se lleva a cabo
«por personas cercanas a la víc-
tima» y no se trata de actos ais-
lados, «sino repetidos durante

apreciables períodos de tiem-
po». Y sugiere una medida para
disminuir estos casos: la instala-
ción de cámaras en determina-
dos lugares. «La gravedad de
ciertas denuncias y lo delicado
de los entornos en que se produ-
cen los hechos (espacios de en-
comienda o custodia de meno-
res para su cuidado, educación,
entrenamiento, etcétera) podría
llevar a normalizar la adopción
de medidas de grabación en ví-
deo de espacios cerrados (despa-
chos, aulas...)». Esas grabacio-
nes disuadirían de la comisión
del delito o facilitarían la siempre
problemática acreditación de los
hechos. Y, añade la Fiscalía, tam-
bién evitaría «que determinadas
personas se vean sometidas a
tan lacerantes como infundadas
sospechas o imputaciones».
La Fiscalía muestra una parti-
cular preocupación por el aumen-
to de la violencia entre los jóve-
nes, «especialmente en los casos
de delitos de naturaleza sexual
ejercida en grupo». En opinión
del Ministerio Público, las agre-
siones sexuales en grupo son un

fenómeno «que guarda relación
con el uso de la pornografía a tra-
vés de las redes, donde se repre-
senta a la mujer cosificada».
La Memoria menciona expre-
samente el caso de La Manada
y saca pecho por su actuación.
El Ministerio Público acusó des-
de el principio por violación y
recurrió hasta el Tribunal Su-
premo para obtener una conde-
na más dura. «El Ministerio Fis-
cal ha estado a la altura».
La reacción social contra he-
chos como los de La Manada lle-
va a la Fiscalía a resaltar que par-
te del repunte de los casos de de-
litos sexuales puede deberse a
que las víctimas han ganado se-
guridad a la hora de denunciar
sus casos. «La repercusión mediá-
tica y social que han tenido deter-
minados procedimientos puede
haber fortalecido a las víctimas
animándolas a denunciar al sen-
tirse apoyadas por las manifesta-
ciones públicas de colectivos en
repudia de estos delitos, por lo
que hechos que anteriormente no
se habrían denunciado ahora sí lo
son», concluye la Memoria.

El presidente del CGPJ, Carlos Lesmes, ofrece su discurso junto a Felipe VI y la fiscal general, María José Segarra. POOL


Manuel Marchena saluda a Meritxell Batet, ayer. POOL

Free download pdf