El Mundo - 07.08.2019

(Axel Boer) #1

EL MUNDO. MIÉRCOLES 7 DE AGOSTO DE 2019
14


OTRAS VOCES
i


8 El Ayuntamiento de Jaén, del que
es alcalde el dirigente socialista, os-
tenta el triste récord de ser el muni-
cipio español que más tarda
en pagar a sus proveedores.
Dilata el abono de las factu-
ras 542 días, según un in-
forme de la Federación Na-
cional de Asociaciones de Trabaja-
dores Autónomos (ATA). Jerez, Gra-
nada y Parla son otros de los muni-
cipios que más retrasan los pagos.

PEDRO ROLLÁN

7 La investidura de Díaz Ayuso, pre-
vista para la próxima semana, pon-
drá fin a su mandato al frente del
Gobierno madrileño. Llegó
al cargo con un PP en
shock tras una legislatura
convulsa por la dimisión de
Cifuentes y el paso de Án-
gel Garrido a Cs. A lo largo de estos
cuatro meses, ha acreditado su sol-
vencia con una buena gestión en epi-
sodios delicados como los incendios.

Buena gestión al frente de
la Comunidad de Madrid

YANG GUANG

8 El portavoz del Consejo de Estado
(el Ejecutivo chino) para los Asuntos
de Hong Kong y Macao ha afirmado
de manera amenazante a los mani-
festantes honkoneses que abando-
nen sus protestas o se atengan a las
consecuencias: «No juguéis con fue-
go», les amonestó, advirtiéndoles que
podrían ser conducidos ante la Justi-
cia. El representante de la dictadura
dijo, sorprendentemente, que su mi-
sión es salvar el «Estado de derecho».

Amenaza explícita de la
dictadura a Hong Kong

VOX
POPULI

ANNA NEGRE

7 La secretaria general del PP de
Formentera ha denunciado en las
redes sociales la politización pan-
catalanista de la fiestas de Santa
María de Formentera. Durante el
pregón, pronunciado por un repre-
sentante de la comisión de fiestas,
se profirieron amenazas contra el
juez Marchena, instructor del jui-
cio del procés, y se enviaron men-
sajes de apoyo a los líderes inde-
pendentistas encarcelados.

Denuncia el uso político de
las fiestas de Formentera

JULIO MILLÁN

Jaén, el ayuntamiento
que más tarda en pagar

7 El director francés lleva a las pan-
tallas la histórica final de Roland Ga-
rros que en el años 1984 enfrentó en
un apasionante duelo a dos de los
mejores tenistas de todos los tiem-
pos, John McEnroe e Ivan Lendl.
Buscando la perfección, que este
viernes llega a las pantallas españo-
las, ha sido calificado por la crítica
como un documental genial y un re-
lato recurrente y preciso que recupe-
ra material hasta ahora inédito.

JULIEN FARAUT

Un documental sobre el
duelo McEnroe-Ivan Lendl

VIVIMOS TIEMPOS acelerados en los que la
tecnología actual facilita hacer realidad proyec-
tos del pasado o pasajes de novelas futuristas
que parecían una quimera. El anuncio de Face-
book, junto a un consorcio de 27 empresas, de
crear una moneda global virtual denominada
Libra asociada a un sistema de pagos Calibra,
es un ejemplo. En Bretton Woods (1944), tras el
fracaso del patrón oro, Keynes defendió, para
evitar desequilibrios crónicos en las balanzas
comerciales nacionales, la constitución de la
Unión Internacional de Compensación. Esta en-
tidad emitiría una moneda común para el pago
de las transacciones comerciales, el Bancor, re-
ferenciada a una cesta de monedas ponderada.
Su propuesta fracasó frente al plan White de
EEUU, basado en
tipos de cambios
fijos, el principio
de multilateralidad
y el patrón dólar-
oro. El nuevo im-
perio americano
impuso su mone-
da como divisa de
intercambio internacional. Sin embargo, la car-
ga financiera de la guerra de Vietnam obligó a
Nixon a abandonar el patrón dólar-oro en 1971.
Por primera vez se desvinculó el dólar de cual-
quier referencia objetiva y se instituyó el valor
de un pedazo de papel como dinero fiat, respal-
dado únicamente por la confianza del consumi-
dor en su Estado. En este contexto, Hayek de-
fendió la desnacionalización del dinero en 1976
con la aparición de nuevas monedas emitidas
por bancos privados. Su propuesta anticipó la

ruptura del monopolio estatal de emisión que
materializan las criptomonedas y que persigue
la Libra. Hayek a su moneda no le llamó Libra,
pero sí Ducado, emitido por un banco privado
suizo que aseguraría su conversión en un valor
mínimo referenciado a una cesta de divisas.
Ni Keynes ni Hayek vieron materializadas
sus propuestas. Sin embargo, sí se hicieron rea-
lidad en otros ámbitos institucionales. Un ejem-
plo es el Derecho Especial de Giro, creado por
el FMI en 1969 como activo de reserva interna-
cional que, tras perder protagonismo con la
quiebra del sistema de Bretton Woods, ha pro-
porcionado liquidez al sistema económico mun-
dial durante la gran recesión en 2008. Otro
ejemplo es la creación en 1979 del ECU, por la
entonces Comunidad Económica Europea, co-
mo unidad de contabilidad interna comunitaria
hasta la entrada en vigor del euro.
Estos antecedentes, unidos a los avances tec-
nológicos relacionados con el blockchain y las
criptomonedas, han sido fuente de inspiración
para los creadores de la Libra y Calibra. La Li-
bra se define como una moneda privada global,
apoyada en la tecnología blockchain y respal-
dada por una cesta no sólo formada por divisas
de referencia, sino también por deuda pública,
con un mercado objetivo inicial de 2.400 millo-
nes de usuarios de Facebook (32% población
mundial). Este proyecto permitiría, potencial-
mente, eliminar los intermediarios financieros,
favoreciendo la inmediatez de las transacciones
a menor coste, especialmente para los 1.700 mi-
llones de personas que actualmente no dispo-
nen de cuenta bancaria. En definitiva, una mo-
neda que rompería el monopolio estatal y la de-
cisión de Nixon de desvincular el valor de las
monedas a cualquier referencia objetiva distin-
ta al marco institucional.
Es interesante constatar que estos avances
generan incógnitas y retos a los que conviene
dar respuesta. Desde el punto de vista regula-
torio, sería necesario definir si la Libra es una
moneda, una garantía, un depósito, un fondo o
simplemente una plataforma de pago. Su natu-
raleza es esencial para fijar la regulación a la
que debe estar sometida y si, además, hay que
establecer nuevas reglas de juego globales en
materia de servicios financieros y de pago, pri-
vacidad de datos y prevención de delitos como
blanqueo de dinero, evasión fiscal o financia-
ción del terrorismo. Todo ello en un contexto en
el que otras potencias, como China, podrían
emprender innovaciones similares.
Desde el punto de vista monetario, la Libra
rompe el monopolio de control de liquidez, per-
diendo la política monetaria eficacia como esta-

bilizador del ciclo económico, pieza fundamen-
tal en la resolución de la recesión de 2008. Ade-
más, la banca tradicional sufre actualmente un
estrechamiento del margen operacional por los
bajos tipos de interés y sus elevados costes, da-
das las exigencias competitivas del mercado y
el saneamiento de sus balances. Situación que
contrasta con los servicios financieros digitales,
más ágiles, flexibles y con menores costes, lo
que podría ser una puntilla casi definitiva al sis-
tema tal como hoy lo entendemos.
En los mercados financieros, la Libra, por su
dimensión y la incertidumbre que genera, po-
dría constituir un riesgo sistémico para la esta-
bilidad financiera global. A ello se une el peligro
de que Facebook concentrara un gran volumen
de deuda soberana, convirtiéndose en el mayor
gestor global, con
implicaciones geo-
políticas y de posi-
ción de dominio
sobre algunos paí-
ses. Además, la ge-
neralización de la
Libra exigiría ma-
yor respaldo en
bonos del tesoro, aumentando su demanda y
presionando a la baja sus tipos de interés, per-
judicando a ahorradores y al sistema financie-
ro. Estos desafíos, junto a los relacionados con
la libertad ciudadana, retan a las autoridades
monetarias y a los Estados. Destaca la respues-
ta de Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro de
EEUU, que ha iniciado contactos en el G-7 y el
G-20 para coordinar políticas sobre pagos digi-
tales. En este contexto, Facebook ha decidido
posponer el lanzamiento de la Libra hasta que
se resuelvan las dudas regulatorias. A pesar de
ello, la imparable innovación financiera requie-
re una rápida acción coordinada para evaluar
su impacto y diseñar un marco regulatorio que
garantice la estabilidad financiera global y el pa-
pel de la política monetaria, y que contemple la
libertad de los ciudadanos a organizarse, gra-
cias a la revolución digital, mediante sistemas
de pagos, medición de valor y ahorro.
¿Quién ganará? De momento, es ejemplar la
rápida reacción del Senado americano y la
apertura del debate. Para terminar, el subyacen-
te en esta batalla es político, de control público
sobre iniciativas privadas apalancadas en la re-
volución digital y que ponen en jaque la organi-
zación tradicional del poder de los últimos si-
glos. ¿El Estado versus la moneda privada?

Juan María Nin es presidente del comité de Eco-
nomía y UE del Círculo de Empresarios.

Con la ‘Libra’, Facebook
podría convertirse en
el mayor gestor global
de deuda soberana

El autor


analiza las consecuencias que para la estabilidad


financiera tendría la creación de una moneda


impulsada por Facebook, una red social que tiene


en todo el mundo 2.400 millones de usuarios.


A FONDO iEL IMPACTO DE LA ‘LIBRA’


Una batalla


ideológica


JUAN MARÍA NIN


La nueva moneda rompería el
monopolio estatal y facilitaría
la inmediatez de las
transacciones a menor coste
Free download pdf