El Mundo - 07.08.2019

(Axel Boer) #1

EL MUNDO. MIÉRCOLES 7 DE AGOSTO DE 2019
20


ECONOMÍA i


2018: PRIMEROS ARANCELES
El 8 marzo del año pasado, EEUU anunció
aranceles del 25% sobre el acero y del 10%
a las importaciones de aluminio. Poco
después, el 3 de abril, anunció más
aranceles a una larga lista de productos
chinos por valor de 50.000 millones.

CONTRAATAQUE
Como respuesta, el 4 de abril, China impone
sanciones arancelarias del 25% a 106 productos
importados de EEUU también por valor de
50.000 millones de dólares. Ambos países abren
a una nueva ronda de negociaciones el 2 de
-0,9% julio, pero no llegan a ningún acuerdo.

EL IBEX NO
FRENA LAS
CAÍDAS

16 MESES DE TIRA Y AFLOJA


Son ya 16 intensos meses con la economía mundial envuelta


en una preocupante guerra comercial entre EEUU y China. Y


el pasado viernes Washington volvió a azuzar la batalla con


Pekín, generando más desestabilización en los mercados y


obligando al gigante asiático a radicalizar su estrategia.


RAQUEL VILLAÉCIJA MADRID^
Esta nueva escalada en la guerra co-
mercial (y ahora también de divisas)
entre China y EEUU tiene un impac-
to en el resto de países y también en
España. Estos son sus efectos.


¿Qué países se benefician de la suspen-
sión de la compra de productos agrícolas a


EEUU por parte de China?
China compra a EEUU soja, maíz,
trigo y carne de cerdo, entre otros.
De momento, ya está diversificando
sus exportaciones. Desde el lado es-
tadounidense, Canadá y México han
alcanzado un nuevo acuerdo comer-
cial, lo que «debería dejarles en muy
buena posición, especialmente en

México, donde el bajo coste de la ma-
no de obra podría invitar a muchas
empresas a deslocalizar en China e
implantarse en México», señala Aitor
Méndez, analista de IG.
En Asia, países como Vietnam, In-
dia, Tailandia, Malasia o Indonesia,
entre otros, podrían ofrecer a las
grandes multinacionales «atractivos
similares a los que ofrecía China has-
ta ahora», especialmente para las ac-
tividades intensivas en mano de obra.
Argentina o Brasil, especialmente
el segundo, con una gran capacidad
agroganadera, le venderán a China
más arroz y maíz. Lo mismo ocurre

con Australia y Nueva Zelanda, se-
gún Robert Tornabell, catedrático de
finanzas internacionales de ESADE.
Alejandro Martínez, socio fundador y
director de inversiones de Efe&Ene,
cuenta que en China, que usaba la so-
ja para pienso para animales, están
convirtiendo los insectos en pienso.
De las cucarachas saca 50 toneladas
al día de pienso, reduciendo de esta
peculiar manera su dependencia a la
soja estadounidense.

¿Y España?
Según Aitor Méndez, los producto-
res agrarios españoles podrían verse

China comprará
ahora producto
agrario a Brasil,
Canadá, México
y Argentina

¿Qué gana y qué


pierde España?


P & R


EEUU y China avivan


el pánico a otra crisis


L Las bolsas europeas vuelven a caer pese a las medidas chinas para


estabilizar su moneda L Pekín veta los productos agrícolas de EEUU


PABLO PARDO WASHINGTON
CORRESPONSAL
China quiso dar ayer un respiro a su
moneda, tras haberla señalado Esta-
dos Unidos como «manipuladora de
la divisa» –una media sin conse-
cuencias reales pero con una alta
carga simbólica– e intervino en el
mercado para frenar la bajada del
yuan, al que el lunes había dejado
caer por debajo de la barrera psico-
lógica de las 7 unidades por dólar,
un nivel que no alcanzaba desde ha-
cía 11 años. Lo que sí hizo fue res-
ponder a Donald Trump adelantán-
dose a sus nuevos aranceles –anun-
ciados a partir de septiembre– y
vetando desde ya la compra de cual-
quier producto agrario estadouni-
dense. También le mandó un reca-
do: su batalla comercial tendrá con-
secuencias en la economía global.
Con esa actitud, Pekín quiso dejar
claro que por el momento no va a
llevar a cabo una escalda mayor en
la guerra comercial desatada por el
Gobierno de Donald Trump, al me-
nos en el campo de las divisas, pero
que tampoco se va a arredrar. El Mi-
nisterio de Comercio del país asiáti-
co reveló que no sólo se han suspen-
dido las compras de productos agrí-
colas estadounidenses por parte de
empresas chinas, sino que no des-
carta aplicar gravámenes a la impor-
tación de los bienes de este tipo ad-
quiridos después del 3 de agosto.
La institución del gigante asiático
lamentó la subida arancelaria y
anunciada el viernes por EEUU y la
consideró «una grave violación» de


la tregua comercial pactada en junio
por Trump y su homólogo chino, Xi
Jinping. Además, se permitió recor-
dar al inquilino de la Casa Blanca la
«enorme capacidad de mercado»
que tiene y se arrogó «unas perspec-
tivas brillantes para la importación
de productos estadounidenses agrí-
colas de alta calidad», informa Efe.
Con las medidas aplicadas ayer
por el Banco Popular Chino para es-
tabilizar el yuan se consiguió dar
cierta calma a los mercados –el lu-
nes Wall Street sufrió su mayor caí-
da del año– pero no se disipó el índi-
ce del miedo que se ha instalado en
ellos por temor a que la pugna co-
mercial entre las dos mayores eco-
nomías del mundo pueda provocar
una masiva reestructuración de la

cadena de suministros y de los flujos
financieros mundiales y, tal vez, in-
cluso una nueva recesión.
Las bolsas europeas intentaron re-
cuperarse durante toda la sesión de
la jornada de pérdidas del lunes, pe-
ro los esfuerzos no tuvieron efecto.
Poco antes del cierre, coincidiendo
con la apertura de Wall Street, todos
los parqués del Viejo Continente vol-
vieron al rojo y acabaron intensifi-
cando sus pérdidas. El Ibex firmó

una caída del 0,89%, perdiendo los
8.700 puntos básicos, y cerrando la
jornada en su mínimo anual.
Pero no fue la única. El resto de
bolsas europeas también viraron al
rojo. Así, el Dax de Fráncfort acabó
con un descenso del 0,61%, el Ftse
100 de Londres del 0,69%, mientras
que el Cac 40 de París experimentó
una ligera caída del 0,02%. Al otro la-
do del charco, sin embargo, los índi-
ces buscaban el rebote de la negra
sesión del lunes. El Dow Jones cerró
con una subida del 1,21% y el Nas-
daq del 1,39%.
Por otro lado, el petróleo de cali-
dad Brent, referencia para el Viejo
Continente, perdió los 60 dólares
por barril, hasta cotizar en torno a
los 59,7 dólares, mientras que el
West Texas Intermediate (WTI) se
ha situado en los 54,54 dólares.
El tiempo corre en contra de los
actores de la guerra comercial, y
ellos parecen ser conscientes. Las
razones de Pekín para contenerse
parecen múltiples. Está la tensión
política en Hong Kong, el principal
centro financiero del país, que sigue
viviendo manifestaciones en favor
de la democracia; está el frenazo de
la propia economía china, puesto de
manifiesto en, por ejemplo, el des-
plome del 14% de las ventas de au-
tomóviles en lo que va de año; y es-
tá la decisión del presidente chino,
Xi Jinping, de celebrar por todo lo
alto los 70 años del triunfo del co-
munismo en el país en octubre sin
que haya una sensación de crisis po-
lítica o económica.

6,2%


Fue el ritmo de
crecimiento de la
economía china en
segundo trimestre, su
peor dato en 30 años.
EEUU creció un 2,1%.
Free download pdf