El Mundo - 07.08.2019

(Axel Boer) #1

EL MUNDO. MIÉRCOLES 7 DE AGOSTO DE 2019
5


i


ESPAÑA


OLGA R. SANMARTÍN MADRID^
Pedro Sánchez estaba ayer reunido
con 24 representantes de la España
vaciada cuando uno de ellos le pre-
guntó si conocía qué población tie-
ne la provincia de Soria. El presi-
dente en funciones sonrió y admitió
que no lo sabía. «88.600 habitan-
tes», le respondió el soriano, «ca-
bríamos todos en el Camp Nou y
sobrarían asientos». El líder del
PSOE volvió a reírse. Otra asistente
se quejó de que muchos funciona-
rios viven como un castigo su tras-
lado a ciudades pequeñas. Y Sán-
chez planteó que, para luchar con-
tra la despoblación, el Gobierno
podía sacar algunas de sus sedes
institucionales fuera de las grandes
urbes y llevarlas a otras localidades
medianas. No concretó más.
El Gobierno parece estar ya en
clave electoral. Las reuniones de
Sánchez con los colectivos de la
llamada sociedad civil se asemeja-
ron ayer a esos encuentros de pre-
campaña donde se ofrece de todo
sin medida. A las asociaciones de
profesores, padres y alumnos les
prometió el 5% del PIB en inver-
sión educativa, algo que ya está en
la ley Celaá. La víspera, José Luis
Ábalos se había comprometido a
reformar en un año la financiación
autonómica. El mensaje del Rey

del domingo, apremiando a buscar
una salida al bloqueo tras la inves-
tidura fallida, parece haber hecho
mella en los socialistas.
A las asociaciones de la España
desploblada les sonó a improvisada
la propuesta de Sánchez. «La ver-
dad es que nos llamó mucho la
atención, porque era algo que no

nos esperábamos, no era una medi-
da que hubiéramos pedido en esta
reunión», comentaban a la salida.
Creen que «pudiera ayudar a gene-
rar dinamismo desde el sector pú-
blico». Pero no es algo prioritario.
Contaron, además, que Sánchez
«reconoció errores del pasado», co-
mo haber adoptado un diseño ra-

dial, «y no de malla», en las infraes-
tructuras de transporte que ha deja-
do territorios aislados. Vino a decir
que es algo que hay que tener en
cuenta para reformarlo. Ésta sí que
es una reclamación esencial de la
España interior: mejorar las cone-
xiones teniendo en cuenta también
la periferia, y no sólo el centro.
Hoy Sánchez irá a Palma a ver al
Rey. El jueves se entrevistará con
los sindicatos y la patronal y pondrá
fin a la ronda de contactos que ha
mantenido desde el viernes con los
colectivos sociales para tratar de al-
canzar un acuerdo programático
con Podemos. La formación mora-
da volvió a decirle ayer que no a un
gobierno a la portuguesa y el nego-
ciador, Pablo Echenique, definió co-
mo «adornos» estos encuentros. En
realidad, no queda muy claro para
qué se han producido estas citas
con los ecologistas, las mujeres, los
científicos, los gurús tecnológicos o
los estudiantes si no es para ganar
tiempo o por simple márketing.
La respuesta casi unánime de las
asociaciones ha sido meterle prisa
para que forme Gobierno cuanto
antes. Con quien sea. Nicolás Fer-
nández, del sindicato docente Anpe:
«Llevamos tres años de parálisis,
necesitamos que España se ponga
en marcha a la mayor brevedad».

nas a Ana Ollo, quien también fuera
portavoz del Gobierno de Uxue
Barkos entre julio de 2015 y sep-
tiembre de 2016, y que no es preci-
samente una consejera que manten-
ga buenas relaciones con las vícti-
mas de terrorismo. De hecho, Ollo
fue durísimamente criticada por las
víctimas navarras del terrorismo de
ETA, que le acusaron de haberlas
utilizado para «maquillar a Bildu».
Ollo aprovechó una rueda de
prensa sobre el balance de la Direc-
ción para la Paz y la Convivencia,
dependiente de su área, para asegu-


rar que las víctimas de ETA les ha-
bían trasladado «una visión muy po-
sitiva» de su gestión y que la mayo-
ría de ellas había valorado que
fuese «la primera vez» que el Ejecu-
tivo foral contactara con ellas. Los
afectados emitieron días después
un comunicado desmintiendo que
hubieran transmitido estas opinio-
nes y desvelando que la mayoría de
ellas se negó a reunirse con Ollo y
sus colaboradores. «No es cierto
que estemos muy agradecidos por
la creación de la Dirección de la
Paz, la Convivencia y los Derechos
Humanos. Al contrario, para las víc-
timas de ETA es una manera de ma-
quillar la presencia de EH Bildu en
el gobierno y blanquear su relación
con la banda terrorista».
También es llamativa la presen-
cia de Eduardo Santos al frente de
la cartera de Políticas Migratorias y
Justicia, porque el secretario gene-
ral de Podemos en Navarra fue
muy crítico con la sentencia contra
los agresores de Alsasua. En un
carta publicada tras el fallo, Santos
calificó la paliza que recibieron los
guardias civiles de «desagradable
pelea de bar». Para el nuevo conse-
jero de Justicia navarro, «se trata de
un caso desgraciado para el siste-
ma judicial que, aparte de generar
un dolor innecesario (en los agreso-
res) y ser letal para la convivencia,
manifiesta a las claras la corrup-
ción de un sistema que necesita
una regeneración urgente».
Santos, contrario a la política pe-
nitenciaria de dispersión de presos
y complaciente con los movimien-
tos abertzales, en noviembre pasa-
do, preguntó al Ministerio del Inte-
rior por los motivos por los que la
seguridad del Estadio El Sadar ha-
bía rechazado la entrada de un afi-
cionado con una camiseta que lleva-
ba la leyenda Altsasukoak Aske, en
apoyo a los agresores de Alsasua.
Chivite, sin embargo, insistió
ayer en su toma de posesión en
que su Gobierno se sentará sobre
las bases del «diálogo y el acuer-
do en las materias mas sensibles»
y se fijó como reto fundamental
propiciar la convivencia y el respe-
to a la pluralidad con la que se
conforma la sociedad navarra.


El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, a su llegada ayer a su reunión con los representantes de profesores, padres y alumnos. ANTONIO HEREDIA


Sorpresa por la promesa de llevar


instituciones a la ‘España vaciada’


Sánchez critica también ante grupos antidespoblación el mapa radial de carreteras y vías


La presidenta pone


Navarra de ejemplo


de «normalidad


democrática»


La intención de Pedro Sánchez
de trasladar instituciones guber-
namentales a la España vaciada
no pasa de ser una ocurrencia
fruto de la frivolidad con la que
el presidente del Gobierno en fun-
ciones anda mareando la perdiz
desde su investidura fallida. Tan-
to la descentralización del apa-
rato administrativo como la des-
población son asuntos comple-
jos que no conviene abordar con
improvisaciones. Resulta saluda-
ble que Sánchez asuma algunas
de las exigencias de los colecti-

vos del interior. Por ejemplo, co-
rregir el modelo radial de obras
públicas o situar el medio rural
como un eje transversal en la ac-
ción del Ejecutivo, tal como se ha-
ce con las políticas de igualdad y
de sostenibilidad. Lo que no pa-
rece sensato es plantear una mu-
danza de empresas públicas y de
organismos del Estado que, en el
mejor de los casos, beneficiaría
al pueblo que los albergase. Una
cosa es estimular la cobertura de
plazas para funcionarios en la
meseta y otra repartir sedes a mo-
do de tómbola ferial. La sangría
demográfica se combate con un
pacto de Estado que garantice la
financiación y las infraestructu-
ras para enmendar la desverte-
bración territorial. Lo contrario
supone seguir tomando el pelo
a los habitantes del campo, que
ya no están para simplezas.

Los pueblos


no están para


ocurrencias


RAÚL CONDE

Free download pdf