El Mundo - 17.10.2019

(Axel Boer) #1

EL MUNDO. JUEVES 17 DE OCTUBRE DE 2019
12


ESPAÑA
i


DESAFÍO SOBERANISTA LA ACCIÓN DE LA JUSTICIA


ÁNGELA MARTIALAY MADRID
Hubo un intenso debate interno
pero la tesis de la rebelión no triun-
fó. La violencia siempre fue el es-
collo. Durante los cuatro meses
que se prolongaron las deliberacio-
nes de la sentencia del procés, «en
ningún momento» el delito de re-
belión ganó enteros entre los siete
magistrados del Tribunal Supremo
que han juzgado y condenado a los
líderes independentistas.
Según informan fuentes jurídi-
cas a EL MUNDO, desde un pri-
mer momento, los magistrados
Manuel Marchena (presidente y
ponente), Andrés Palomo, Ana Fe-
rrer, Antonio del Moral y Luciano
Varela entendieron que los he-
chos acontecidos en Cataluña en-

tre los meses de septiembre y oc-
tubre de 2017 tenían un encaje ju-
rídico en la tipificación del delito
de sedición. En contraposición,
informan fuentes de toda solven-
cia a este periódico, tan sólo los
jueces Andrés Martínez Arrieta y
Juan Ramón Berdugo defendieron
que los actos violentos del procés,
que se cometieron en distintos
puntos de Cataluña en aquellas fe-
chas –y que la sentencia da por
acreditados–, podían constituir un
delito de rebelión o de conspira-
ción para la rebelión.
No obstante, toda la Sala, al
unísono, apreció la dificultad de
una hipotética condena por este
último delito al no haberse enjui-
ciado en el Alto Tribunal a la ex

cúpula de los Mossos d’Esquadra
que encabezada en aquellas fe-
chas el mayor Josep LLuís Trape-
ro. La cuestión jurídica era com-
pleja y, además, muy delicada al
tratarse de una «cuestión de Esta-
do» y perseguirse en todo momen-
to la ansiada unanimidad.
Sin embargo, lo cierto es que se
valoró de forma minoritaria dentro
del tribunal –sólo Martínez Arrieta
y Berdugo apostaron por esta te-

sis– que se podía construir una re-
belión a partir de las testificales de
varios mandos policiales de los
Mossos debido a que en el juicio
narraron cómo advirtieron a los
máximos dirigentes del Govern de
que se podía producir una violen-
cia incontrolada en Cataluña si se
celebraba el referéndum del 1-O.
La consulta ilegal nunca se descon-
vocó a pesar de las advertencias.
Lo declaró de forma rotunda el
jefe de información de la policía
autonómica catalana, Manuel Cas-
tellví, cuando fue interrogado por
el fiscal Javier Zaragoza en el jui-
cio. Había riesgo de una «escalada
de violencia» en las calles el 1-O.
También lo secundó Trapero que,
sin estar obligado a responder a to-

das las preguntas que se le formu-
laron en la vista oral para evitar au-
toinculparse al estar pendiente de
juicio por parte de la Audiencia
Nacional, explicó que el 28 de sep-
tiembre de 2017 alertó personal-
mente al ex president Carles Puig-
demont, el ex vicepresident Oriol
Junqueras y el ex conseller Joa-
quim Forn de que podía producirse
una «tragedia» en las calles si se
llevaba a cabo el referéndum.
El comisario jefe de la Comisaría
Superior de los Mossos Juan Car-
los Molinero añadió que en ese en-
cuentro, al levantarse de la mesa,
Trapero hizo «una última refle-
xión» dirigida a Puigdemont, de-
seando «que el domingo no pase
ninguna desgracia que tengamos
que lamentar».
Sin embargo, pese al avivado,
extenso y profundo debate sobre
la rebelión, este argumento nun-
ca triunfó en la Sala. En contrapo-
sición, a lo largo de las delibera-
ciones, que se prolongaron desde
que finalizó la vista oral en junio
hasta el pasado día 9, se impuso
la tesis que apadrinó el prestigio-
so magistrado progresista Lucia-

Los siete magistrados de la Sala Segunda durante la celebración del juicio del ‘procés’ en el Salón de Plenos del Tribunal Supremo. EFE


5


Magistrados. Son
los que apostaron por
el delito de sedición
en las deliberaciones
sobre la sentencia
del ‘procés’.

LUCIANO
VARELA
SEDICIÓN
Es el juez
que apadrinó
la principal
idea de la
sentencia. El
‘procés’ fue
una farsa y
un «engaño»
a los
catalanes.
Varela se
jubiló
durante la
celebración
del juicio.

ÁNDRES
MARTÍNEZ
ARRIETA
REBELIÓN
Es uno de
los dos
jueces que
apostó por el
delito contra
el orden
constitucio-
nal. Estudió
el juicio
de autoría
de Josep
Rull y
Jordi Turull.

MANUEL
MARCHENA
SEDICIÓN
Presidente
y ponente.
Fue quien
defendió
la sedición
en las
deliberacio-
nes. Su
actuación
durante la
celebración
del juicio
fue muy
aplaudida
por una
amplia
mayoría de
ciudadanos.

ANTONIO
DEL
MORAL
SEDICIÓN
Defendió
que el
‘proces’
fue un delito
de orden
público. Le
correspondió
hacer el
juicio de
autoría
de Jordi
Cuixart y
Jordi
Sánchez,
condenados
a 9 años.

ANA
FERRER
SEDICIÓN
La única
magistrada
del tribunal.
También
apoyó la
sedición.
A ella le
correspondió
el estudio
del juicio
de autoría
de la ex
presidenta
del
Parlament
de Cataluña,
Carme
Forcadell.

LAS


DELIBERACIONES
DE LA SENTENCIA
DEL 1-O
JUAN
RAMÒN
BERDUGO
REBELIÓN
Apoyó que
en el 1-O se
cometió un
delito de
rebelión.
Hizo el
análisis
de autoría
de Oriol
Junqueras
y el ex
‘conseller’
Raül
Romeva
para la
sentencia.

ANDRÉS
PALOMO
SEDICIÓN
Es el
magistrado
que estudió
en
profundidad
el delito de
malversación
de caudales
públicos
por el que
han sido
condenados
cuatro ex
miembros
del Govern.

El juez Varela, el gran artífice


de la «ensoñación» del ‘procés’


Durante las deliberaciones, sólo dos magistrados apostaron por el delito de rebelión

Free download pdf